Bienvenido (a) a "Blogs Cristiano Música y Doctrina"

"Que la gracia y la paz se os multipliquen mediante el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesucristo" ... 2 S. Pedro 1:2

sábado, 22 de diciembre de 2007

¿ Fué Pedro el primer Papa...?





Es Verdad que pedro fue el primer Papa ?.



Se dice que el actual papa es el 265º en la sucesión de los papas después del apóstol Pedro. Se dice que cada obispo de Roma desde Pedro en adelante ha sido el jefe supremo de la iglesia católica romana. ¿Será cierto esto?

La palabra "papa", al igual que "papá", significa "padre". Cristo, de antemano, condenó el uso de este título en su iglesia. El dijo:



"Y vuestro padre no llaméis a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el cual está en los cielos"

(Mateo 23:9).

La iglesia no fue edificada sobre el apóstol Pedro, como algunos dicen, mal interpretando las palabras de Jesús. Claramente dice Pablo:

"Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo"
(1 Corintios 3:11).


Pedro, también llamado Cefas, sólo fue uno de los que eran considerados "columnas" de la iglesia.

“ Como vieron la gracia que me era dada, Jacobo y Cefas y Juan, que parecían ser las columnas, nos dieron las diestras de compañia á mí y á Bernabé, para que nosotros fuésemos á los Gentiles, y ellos á la circuncisión.”

(Gálatas 2:9).


La Biblia jamás lo llama a Pedro jefe, líder, cabeza o papa de la iglesia.
Los apóstoles nunca escogieron (salvo en el caso de Judas) sucesores al oficio de apóstol, sino que cuando fundaron iglesias, "les constituyeron presbíteros [ancianos] en cada iglesia"


“Y habiéndoles constituido ancianos en cada una de las iglesias, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en el cual habían creido”

(Hechos 14:23).


Con la muerte de los apóstoles, todas las iglesias quedaron independientes las unas de las otras. Cada iglesia fue gobernada por sus propios presbíteros (llamados también obispos) y tenía como su ley suprema los escritos de los apóstoles.

Fue necesario varios siglos de lentos cambios para llegar a desarrollarse el papado tal cual lo vemos hoy día. El primer cambio, al principio del segundo siglo, fue que varias iglesias se quedaron con un solo obispo. Luego, los obispos de las ciudades importantes comenzaron a ejercer autoridad sobre las iglesias en las ciudades vecinas. Antes del fin del cuarto siglo, los obispos de Alejandría, de Jerusalén, de Antioquía, de Roma y de Constantinopla se habían repartido entre sí el control de todas las iglesias en el Imperio Romano. En esta lucha por la supremacía, ganaron la victoria los obispos de Roma y de Constantinopla. Pero jamás se ha resuelto el conflicto entre estos dos últimos. Se separaron por completo en el año 1054 D.C. Llegó a ser cabeza de la iglesia ortodoxa griega el "patriarca" de Constantinopla y la cabeza de la iglesia católica romana el "papa" de Roma.
La Biblia claramente nos dice que sólo Dios es el Padre. La Biblia reconoce como la Cabeza de La Iglesia solamente a Cristo.



“ Y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia; él que es el principio, el primogénito de los muertos, para que en todo tenga el primado.”

(Colosenses 1:18).

Pedro y todos los demás apóstoles fueron bautizados con el Espíritu Santo para dar comienzo a la iglesia. Ellos enseñaron sin error alguno.


“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunión, y en el partimiento del pan, y en las oraciones.”

Hechos 2:42

“ Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo”.

Efesios 2:20.

Hoy día, no debemos seguir a ningún supuesto sucesor de Pedro, sino que debemos cumplir los mandatos que los apóstoles genuinos nos han dejado en el Nuevo Testamento.

Domingo Antonio Montecinos Inzunza (DAMI )

http://familiacristiana.ning.com

ES CORRECTO QUE UN CRISTIANO TOME VINO


NO DADOS A MUCHO VINO

Introducción: Autor: Desconocido

Uno de los requisitos para ser diácono es "no dados a mucho vino", 1 Tim. 3:8. ¿Qué quiere decir esto? Algunos hermanos dicen que los diáconos pueden beber con moderación las bebidas intoxicantes.

Tales hermanos ponen en contraste los v. 8 y 3 (que el obispo no debe ser "dado al vino") y concluyen que el obispo tiene que abstenerse totalmente porque su trabajo es más serio y su responsabilidad es más grande. Pero creen que el trabajo del diácono no es tan serio y, por eso, que el diácono puede tomar, sólo que no se emborrache. Desde luego, si los diáconos pueden tomar, los demás miembros pueden hacer lo mismo.

I. Una comparación de los dos textos.

A. 1 Tim. 3:3, "No dado al vino". Me (no, en ninguna manera, nunca) paroinon (dado al vino, borracho con vino, adicto al vino).

B. 1 Tim. 3:8, "No dados a mucho vino". Me (no, en ninguna manera, nunca) oinos (vino) pollo (abundante, mucho) prosechontas (dado a, adicto a).

C. Conclusión: En los dos textos Pablo se refiere a la borrachera. Compárese Tito 2:3, "no esclavas del vino". No dice Pablo lo que di*cen los hermanos mundanos. La distinción hecha por éstos -- de que el anciano tiene que abstenerse totalmente pero que el diácono puede tomar con moderación -- nunca entró en la mente de Pablo.II. ¿Está bien tomar vino con moderación?

A. Dos significados. (1) La palabra "vino" se refiere al producto de la vid, el jugo fresco. Mat. 9:17 se refiere al vino nuevo es el jugo nuevo que iba a fermentarse. El vino ya fer*mentado no haría ningún daño a los odres. Vemos, pues, que el puro jugo de uva se llama vino. Dice Jer. 40:12, "recogieron vino y abun*dantes frutos". Hageo 1:11, "Y llamé la sequía sobre esta tierra, y sobre los montes, sobre el trigo, sobre el vino, sobre el aceite". ¿Qué era el vino? El producto de la vid. Se llama vino antes de cosecharse. (2) La palabra "vino" tam*bién se refiere a vino fermentado, pero el vino fermentado que se tomaba como comida era diluido con varias partes de agua.

B. La bebida fuerte. Prov. 20:1 habla de "la bebida fuerte" (BAS). La bebida más fuerte era el producto de la fermentación natural, porque no existió en aquellos tiempos los procesos modernos de destilación. En la fermentación de las uvas y otras frutas de Palestina el con*tenido de alcohol variaba entre el 5% y el 8%, conforme al contenido natural del azúcar en la fruta. Tal bebida se condena como "bebida fuerte". Los vinos y licores destilados que son tan populares hoy en día se desconocían en aquellos tiempos. La bebida más fuerte, la que la Biblia condena, se puede comparar con la cerveza moderna.

C. Hay gran diferencia entre el tomar vino como alimento (vino mezclado con varias partes de agua) y como intoxicante. La Biblia condena el consumo del vino para sentir los efectos de la intoxicación; es decir, el beber productos alcohólicos para sentirse bien, para estar alegre, para suprimir la conciencia, para ahogar la tristeza, para "celebrar" algo, para gozarse con los amigos, etc. Los que aprueban el tomar con moderación no se refieren al tomar vino como alimento, sino a "la bebida social" como intoxicante, y no hay ninguna de*fensa bíblica de tal práctica.

D. Algunos justifican la bebida social afir*mando que solamente la borrachera se con*dena, pero esto no es correcto. El apóstol Pe*dro condena la "disipación" (1 Ped. 4:3), potoi, literalmente, una fiesta para beber (así se tra*duce en otras versiones). La palabra viene del verbo potizo que significa "dar de beber". Dice el Sr. R. C. Trench ("Synonyms of the New Tes*tament") acerca de esta palabra, "no necesa*riamente excesivo, sino dando oportunidad para el exceso". Esta palabra bien describe, pues, la bebida social que no es necesaria*mente excesiva pero que da oportunidad para el exceso. El punto es que esta práctica está condenada por el apóstol Pedro. Es verdad que en tales fiestas algunos se emborrachan, pero se condena la práctica si la gente se embo*rracha o no. En el mismo texto y en la misma frase Pedro condena la borrachera; por eso, esta práctica es distinta, es otra cosa aparte de la borrachera; es la práctica que conduce a la borrachera. El comentario del Sr. H. A. W. Meyer dice que esta palabra "se aplica principalmente al beber socialmente en el banquete".

III. ¿Fue intoxicante el vino que Jesús hizo? Juan. 2:1-11.

A. Dicen algunos hermanos que sí, que era vino intoxicante. Hoy en día la palabra "vino" se usa comúnmente para hablar del vino intoxi*cante y, por lo tanto, al leer la palabra "vino" en Juan 2, se supone que era vino intoxicante (porque así se usa la palabra ahora).

B. "Buen vino". El vino que Jesús hizo se llama "buen vino" y por esto algunos concluyen que fue alcohólico. Estos demuestran su pre*juicio a favor de lo intoxicante, pero tres au*tores famosos de aquella época (Plinio, Plutarco y Horacio) afirman en sus escritos que los mejores vinos eran los más inocentes, los no adulterados, sin "espíritu". Véase el comentario sobre Juan 2 por el Sr. Albert Barnes. No se niega que la palabra oinos se refiere al vino in*toxicante, pero muchos textos indican clara*mente que la palabra se usa también para el jugo de uva y aun para la uva en el racimo. La palabra se refiere a las dos cosas. Pero en cuanto a Juan 2, considérese no solamente la palabra misma, sino el hecho de que el maestresala dijo, "Todo hombre sirve primero el buen vino, y cuando ya han bebido mucho, entonces el inferior" (v. 10). Los que pro*mueven la bebida social hablan mucho de be*ber con moderación, pero este texto no indica nada de moderación, sino que Jesús les dio vino cuando ya habían bebido mucho. Si el vino bebido en esa ocasión era intoxicante, y si Jesús convirtió el agua en vino intoxicante, entonces Jesús promovió no el beber con moderación, sino el beber con exceso. ¿Quién se atreve a acusarle de esto?

IV. "No se podía conservar el jugo de uvas en aquellos tiempos".

Esta es una afirmación que no se puede probar. Al oír esta clase de ar*gumento recordamos que por mucho tiempo algunos afirmaban que Moisés no pudo haber sido el autor de los primeros cinco libros de la Biblia, porque el hombre todavía no sabía es*cribir. (Tal vez creyeron -- según los conceptos de los evolucionistas del "hombre primitivo" -- que los israelitas vivían en cuevas). También los intelectuales de hoy suponen que los judíos no sabían hervir, y que había jugo de uva sola*mente durante el tiempo de la cosecha. Era práctica común preparar miel de la uva y ésta, como cualquier fruta embotada, se conservaba todo el año. Entonces se mezclaba con agua (al gusto) y se bebía con la comida. También el vino fermentado se mezclaba con varias partes de agua y se servía con la comida. Pero la be*bida fuerte era para los borrachos.

V. La cena del Señor.

A. ¿Vino alcohólico? Algunos afirman que el vino usado en la cena del Señor era alco*hólico. Es otra afirmación sin prueba. En primer lugar, la palabra oinos nunca se usa cuando se trata de la cena del Señor. Mat. 26:29 dice, "fruto de la vid", muchos hermanos hablan del "vino" como si apareciera en cada texto que habla de la cena.

B. ¿La pascua? También algunos afirman que en la pascua se usaba vino fermentado (intoxicante). Los que han escrito acerca de las costumbres de los judíos dicen que se mezclaba varias (por lo menos, tres o cuatro) partes de agua con el vino que se usaba tanto para la comida como para la pascua.

VI. "Bebedor de vino", Luc. 7:34.

A. Argumento muy débil. Algunos de los que quieren defender la bebida social afirman que Jesús bebía vino intoxicante porque este texto dice, "Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y decís: Este es un hombre comilón y bebedor de vino". Pero si algún ar*gumento prueba demasiado, no prueba nada. Si este texto prueba que Jesús bebía vino in*toxicante, entonces ¿prueba también que era comilón? Le acusan de las dos cosas. También dijeron (v. 33) que Juan tenía demonio. ¿Era cierto esto también?

Si se cree que el tomar con moderación era práctica aceptable y común en aquel tiempo, y si Jesús tomaba con moderación con los demás, entonces ¿cuál era la crítica? Jesús habla de las críticas de los judíos. Explica cómo ellos con*denaban a El y a Juan. Había tres críticas: que Juan tuvo demonio, que Jesús era glotón, y que Jesús era bebedor de vino. Es obvio que "bebedor de vino" está en la misma categoría con el tener demonio y el ser glotón. Pero, repito, si la expresión "bebedor de vino" se re*fiere a la bebida social o al beber con mo*deración, y si Jesús y todos los judíos practica*ban esto, entonces ¿por qué le criticaban? Y ¿por qué mencionaron esto junto con las acusaciones feas de tener demonio y ser glotón? La "lógica" de este argumento no tiene sentido. La verdad es que las tres acusaciones eran mentiras. Juan no tenía demonio y Jesús no era glotón ni bebedor de vino. Jesús sí era amigo de publicanos y de pecadores, pero esto también era malo en los ojos de los judíos.

VII. "Pablo dijo que Timoteo debiera tomar vino", 1 Tim. 5:23.

A. ¿Con sus amigos? ¿socialmente? ¿Una botella o una copa antes de cenar? ¿tomar para estar más alegre? Dijo Pablo, "Ya no be*bas agua, sino usa de un poco de vino por causa de tu estómago y de tus frecuentes enfer*medades". Es probable que Pablo quiere decir, "Ya no bebas agua solamente, sino usa también de un poco de vino" (compárese Juan 6:27, tra*bajar no solamente por la comida que perece, sino también por la comida que a vida eterna permanece).

B. Como medicina. Luego agrega, "por causa de tu estómago y de tus frecuentes en*fermedades"; es decir, usar de vino como medicina. Compárese Luc. 10:34. Claro es que este texto no tiene nada que ver con el tema de beber socialmente. Nos extraña que Pablo tu*viera que recomendar esto a Timoteo. Nos preguntamos si acaso Timoteo se abstenía de todo producto de la vid.

VIII. Algunas conclusiones.

A. "El alcoholismo". Hoy en día se habla mucho del "alcoholismo", y se afirma que es "enfermedad". Es una enfermedad, claro que sí, pero lo curioso es que se gastan millones de dólares para promover esta enfermedad. Hay propaganda intensa y astuta para convencer a la gente a contraer esta enfermedad.

B. Millones de "alcohólicos". Hay muchos millones de "alcohólicos" (eufemismo para "borrachos"), y son tanto mujeres y jóvenes como hombres. También se habla de millones de "prealcohólicos", gente que toma mucho y en poco tiempo se incluirán en el número de alcohólicos.

C. ¿Quién es responsable? ¿Quién lleva la culpa por esta condición tan lamentable? Los "alcohólicos" (borrachos) no son buena propa*ganda para la industria alcohólica; más bien, causan disgusto. La propaganda no presenta el caso del borracho, de los pleitos, del desem*pleo, de las muchas enfermedades, etc. Los que nos oponemos abiertamente a la industria no tenemos la culpa. ¿Quién, pues? Los que pro*mueven la bebida social, los que toman social*mente, los que toman "una que otra" cerveza con sus amigos, los que toman su copa de vino antes de cenar, etc.

D. La influencia. El cristiano debe consi*derar los muchos problemas causados por el alcohol: problemas de salud tanto mentales como físicos; los muchos accidentes auto*movilísticos con sus consecuencias desastrosas; los muchos conflictos en el hogar, en el trabajo, etc. Pero también debe recordar la importancia de su influencia. Los miembros de la iglesia que participan en la bebida social destruyen su in*fluencia. Hay varias sectas que denuncian fuertemente el tomar socialmente. Hay muchos que aborrecen este vicio por causa de lo que ellos mismos han sufrido y sufren por causa de los daños que ha hecho a su hogar. Con estos el hermano que toma socialmente no tendrá nada de influencia.


Dios les bendiga a todos.

http://familiacristiana.ning.com

El Vaticano Cierra el Limbo...

                                                                Escuche el tema en MP3

EL VATICANO CIERRA EL LIMBO

Estimado LECTORES, hago participe a ustedes de esta publicación para que se den cuenta la poca base biblica que tiene el Cristianismo actual, un papa elimina el limbo el infierno y el paraíso y otro lo restituye.

Lea con atención y vea el nulo conocimiento Bíblico que existe en estas deciciones de los papas.


El papa Benedicto XVI resucita el infierno
JUAN G. BEDOYA - Madrid
23-04-2007

En su llamada a la intolerancia con el relativismo y la laicidad, Benedicto XVI ha decidido reponer las armas del catolicismo clásico. El Papa cree que la vida cristiana occidental es "una viña devastada por jabalíes". Para hacer frente a la crisis la fuerza de la Iglesia no está en el diálogo ni en la tolerancia, sino en la vuelta a los orígenes. El Papa exige activismo, no sólo a sus prelados (unos 5.000 en todo el mundo, entre obispos, arzobispos y cardenales); también a los fieles creyentes y, más que a nadie, a los políticos que se llaman católicos.
Las tesis sobre cómo recuperar el protagonismo perdido la expuso Benedicto XVI el pasado 13 de marzo, en una Exhortación pastoral perfilada durante año y medio. Fue el primer sínodo del pontificado Ratzinger. En presencia de cardenales, arzobispos y obispos de todo el mundo, el Papa, presidente durante décadas de la Congregación para la Doctrina de la Fe, la antigua inquisición romana, retó a los reunidos a llegar al meollo de la crisis del cristianismo para que Dios, un "proscrito en Europa", según Benedicto XVI, vuelva a figurar en la agenda de una sociedad de bautizados que ya no hace caso a la religión.
La proclamación de que "el infierno existe y es eterno" es la continuación de esa estrategia papal. Lo curioso es que su antecesor, el polaco Juan Pablo II, muerto hace dos años, corrigió a fondo y en la dirección contraria el concepto tradicional del catolicismo sobre el infierno. Lo hizo en el verano de 1999, en cuatro audiencias consecutivas, cada una dedicada a desmontar la credulidad popular sobre el cielo, el purgatorio, el infierno e, incluso, el diablo. "El cielo", dijo entonces el pontífice polaco, no es "un lugar físico entre las nubes". El infierno tampoco es "un lugar", sino "la situación de quien se aparta de Dios". El Purgatorio es un estado provisional de "purificación" que nada tiene que ver con ubicaciones terrenales. Y Satanás "está vencido: Jesús nos ha liberado de su temor".
La homilía sobre el infierno la pronunció el papa Juan Pablo II en la audiencia del miércoles 28 de julio de 1999. Dijo: "Las imágenes de la Biblia deben ser rectamente interpretadas. Más que un lugar, el infierno es una situación de quien se aparta del modo libre y definitivo de Dios".
¿Por qué el papa polaco revisó entonces la doctrina oficial sobre el Más Allá? La primera respuesta tenía que ver con "el acoso de la ciencia", en palabras de los teólogos. Roma no quería repetir la amarga historia de Galileo.
La segunda razón tenía que ver con las estadísticas: el 60% de los romanos católicos cree en Cristo, pero no en el infierno ni en el paraíso. Por último, aquel papa cumplía una obligación conciliar, retrasada mucho más de lo prudente. La Iglesia vive en su tiempo, y ha de poner al día la interpretación que en el pasado se hizo de los textos sagrados. Se trata del aggiornamento, la palabra preferida de los papas Juan XXIII y Pablo VI, impulsores del revolucionario Vaticano II, celebrado entre 1962 y 1965.
La decisión de Benedicto XVI de volver a poner sobre la mesa, sin matices, la idea del infierno eterno choca con ese pasado reciente. No es su primera vuelta al pasado.También ha autorizado las misas en latín con el oficiante de espaldas a los feligreses, por citar un sólo ejemplo. Lo curioso es que hace menos de un año, el 6 de octubre de 2006, este papa mantenía el timón de Juan Pablo II haciendo público el documento de los expertos sobre la inexistencia del limbo, otra de las piezas señeras del Más Allá católico.
Según los catecismos clásicos, el limbo de los niños era el lugar al que iban a parar quienes morían sin uso de razón y sin haber sido bautizados. Un lugar sin tormento ni gloria. El castigo consistía en vivir en una tercera clase de cavidad distinta del cielo y el infierno, en el que las almas cándidas, además de estar privadas de gloria, sufrirían la condenación de la ausencia de quienes habían tenido la fortuna de salvarse: padres, hermanos y demás familia. La doctrina tridentina incentivaba con tales argumentos el bautismo rápido de los recién nacidos.
La doctrina que coloca en el limbo a los niños muertos sin haber cometido pecado, pero con la culpa del pecado original no lavada por el bautismo, es de origen medieval y poco relevante entre los teólogos modernos a no ser porque se hermana con la idea, también arrumbada por el Vaticano II, de que fuera de la Iglesia romana no había salvación.
La decisión de cerrar el limbo la impulsó el papa polaco encargando el asunto a una Comisión Teológica Internacional liderada por el hoy papa Ratzinger. La encomienda tenía su relevancia porque no era sólo liquidar la idea de cielo o infierno como lugares concretos en el firmamento, sino un repaso en toda regla a las tesis clásicas sobre el pecado original. En esta revisión cartográfica, la semana pasada Ratzinger solucionó uno de los vacíos creados por su antecesor. Tras la eliminación del limbo, a los padres creyentes les preocupaba la situación de los niños muertos no bautizados. La vuelta al paraíso es la solución apuntada.
Desde san Agustín al Vaticano II la Iglesia de Roma había sostenido la visión clásica del hombre en pecado desde que Eva y la serpiente liaron a Adán para comerse juntos una manzana. La escatología cristiana posterior al Vaticano II sostiene que fue introducido por san Agustín, al extender a todos los hombres la culpa por aquel pecado original -sucedido en un paraíso que la ciencia tampoco pudo encontrar-, lo que hizo fue una mala traducción de una de las epístolas de san Pablo.


A Usted como muchas personas, siempre se les enseño erroneamente que actualmente existe un infierno donde los malos que han fallecido se están quemando.

Yo le pregunto ¿ Donde se encuentra ese infierno ?

La Biblia dice:

“Si él pusiese sobre el hombre su corazón, y recogiese así su espíritu y su aliento, Toda carne perecería juntamente, Y el hombre se tornaría en polvo”.

Job 34:14, 15

“Escondes tu rostro, turbanse: Les quitas el espíritu, dejan de ser, Y tórnanse en su polvo. Envías tu espíritu, críanse: Y renuevas la haz de la tierra”.

Salmo 104:29,30.

Entonces, cuando el alma viviente pierde el aliento de vida, queda solamente el cuerpo, privado de vida, y vuelve al polvo.

Ahora, ¿ A dónde va el aliento de vida de Dios ?

“Y el polvo se torne a la tierra, como era, y el espíritu se vuelva a Dios que lo dio”.

Ecclesiatés 12:7

“ No hay hombre que tenga potestad sobre el espíritu para retener el espíritu , ni potestad sobre el día de la muerte: y no valen armas en tal guerra; ni la impiedad librará al que la posee”.

Ecclesiates 8:8

“Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, espiró”

Lucas 23:46


En el momento de la muerte, el espíritu, el aliento, simplemente vuelve a Dios quien lo ha dado para que exista la vida.


“Entonces su espíritu volvió, y se levanto luego: y él mandó que le diesen de comer”.

Lucas 8:55

“Saldrá su espíritu, tornaráse en su tierra: En aquel día perecerán sus pensamientos”

Salmo 146:4

Amigo la promesa de vida eterna es para todos aquellos que han reconocido y aceptado a Jesucristo como hijo de Dios y nuestro Salvador, y esta vida eterna será dada en la segunda venida de Cristo.

El INFIERNO NO EXISTE EN ESTE MOMENTO, EXISTIRA DESPUES DE LA SEGUNDA VENIDA DE CRISTO.

Si no existe el infierno, menos el purgatorio y mucho menos el limbo

------------------

NOTA: Muchos creen que el alma nunca muere, pero Dios dice dos veces, "El alma que pecare, esa morirá". Ezequiel 18:4, 20. Así que de acuerdo a la Escritura, los impíos serán destruídos en el infierno ardiente --ambos, en alma y cuerpo.

SI EN ESTOS MOMENTOS EXISTIERA UN INFIERNO EL ALMA Y CUERPO DE ESAS PERSONAS ESTARIAN DESTRUIDOS, PERO ESTE INFIERNO NO ES AUN SERA SOLO AL FINAL DE LOS TIEMPOS.


"Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni CLAMOR NI DOLOR; porque las primeras cosas pasaron."

Les deseo las más ricas bendiciones de parte de nuestro Dios


Domingo Antonio Montecinos Inzunza (DAMI )


-------------------------

http://familiacristiana.ning.com

Existe el Purgatorio



NO EXISTE EL PURGATORIO.

Estimado Cristiano puede refutar estos comentarios, pero con base Biblica.


En primer lugar: El purgatorio no existe.

La Bíblia dice:

"Porque también Cristo padeció una vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu ;

En el cual también fué y predicó a los espíritus encarcelados;


Los cuales en otro tiempo fueron desobedientes, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, cuando se aparejaba el arca; en el cual pocas personas fueron salvas por agua.”

Este texto dice que Cristo fue muerto en la carne, pero vivificado en espíritu. ¡ Este texto se está refiriendo a la RESURRECCION DE CRISTO ! El murió en la carne, pero tres días después el Padre le vivificó o resucitó en espíritu, por eso es que Cristo es, después de RESUCITAR, ESPIRITU VIVIFICANTE.

El texto sigue diciendo que Cristo, por medio de su espíritu, predicó a los espíritus encarcelados, es decir, predicó, por medio de Noé, a los seres humanos que vivian en la tierra antes del Diluvio, cuando Noé estaba construyendo el arca.

Por lo tanto, Noé fue el medio que Cristo utilizó para predicar la inminencia del diluvio de esa época. El espíritu de Cristo estaba, por lo tanto Noé, y por medio de él Cristo predicó a los seres humanos de esa época.

Por consiguiente , la interpretación que se hace de ese pasaje de Pedro es completamente falsa y antibíblica, YA QUE CRISTO FUE VIVIFICADO EN ESPIRITU CUANDO DIOS LE RESUCITO AL TERCER DIA, ¡¡ NO DURANTE LOS TRES DIAS QUE ESTUVO MUERTO !!

El propio Pedro dijo bién claro que el alma o la vida de Cristo estuvo en el Hades durante esos tres días.

“Viéndolo antes, habló de la resurrección de Cristo, que su alma no fué dejada en el infierno, ni su carne vió corrupción.

A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos.”

Este pasaje nos dice claramente que:

Cristo estuvo muerto y sepultado ( en el hades ) durante esos tres días, no estuvo vivo en ningún lugar.

Esa mentira biabólica de que Cristo estuvo vivo en algún lugar durante esos tres días que estuvo muerto es una pura mentira de las peores, ya que, si fuera cierta, entonces significaría que Cristo no murió realmente, y entonces el Evangelio sería falso, porque la Palabra de Dios dice bien claro que Cristo MURIO, fue sepultado y VOLVIO A VIVIR AL TERCER DIA.


“Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo fué muerto por nuestros pecados, conforme a las Escrituras;
Y que fué sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras;”

1 Corintios 15: 3 y 4

Si Cristo volvió a vivir cuando resucitó, ¡ entonces él no estaba vivo en ningún lugar durante esos tres días y tres noches que estuvo muerto y sepultado.!


Es claro que sectas anticristianas no entienden esta verdad bíblica, y prefieren enseñar la mentira de que Cristo no murió en realidad.


La diferencia entre nuestro Señor Jesucristo y Maria es que:

Cristo VIVE y.........................................

MARIA ESTA MUERTA:

Por lo tanto maría no puede ser redentora de las ánimas del purgatorio por dos motivos:

1.- María está muerta
2.- No existe el Purgatorio


La Biblia dice:

"Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos (MARIA ) nada saben, ni tienen mas paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca ás tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol"

Eclesiastes 9:5-6

" Sale su espíritu de ( MARIA ), vuelve a la tierra en ese mismo día perecen sus pensamientos"

"No alabarán los muertos ( MARIA ) a Jehová , ni cuantos desciendan al silencio"

"En cuanto a mí ( MARIA ), veré tu rostro en justicia; estaré satisfecho cuando despierte a tu semejanza"

Salmo 17:15

" No confiéis en los príncipes, ( NI EN MARIA ), ni en hijo de hombre, porque no hay en él sanvación. Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos"

SAlmo 146:3-4

Estimados Foristas,

El Señor Jesucristo, murió por nuestros pecados, fue sepultado y resucitó y luego ascendió a los cielos donde esta a la diestra de Dios"

Maria Madre de Jesucristo,
Murió y fué sepultada
María no resucitó.
María está en el sepulcro
María no ascendió a los cielos
María no está en la presencia de Dios Padre
María no puede interceder por usted porque está muerta
María nada sabe de lo que ocurre con usted o lo que ocurre en este mundo
María y todos los Santos de la Iglesia están muertos y no saben nada de nada
María resucitará cuando Cristo Venga a buscar a los creyentes.


Quiera Dios darle la sabiduria necesaria para entender y creer a su palabra.

Espero sus comentarios , y deseo sinceramente que Dios les de la paz y la sabiduria para comprender su palabra.

Domingo Antonio Montecinos Inzunza (DAMI)

...................................


http://familiacristiana.ning.com

El Infierno, Es presente o futuro ....?



















EL INFIERNO

El infierno no existe en este momento , pero existirá después del juicio, después de la venida de Cristo.

Se habla mucho del infierno para infundir miedo a los creyentes, pero ellos deben llegar a Cristo por amor no por temor.

El premio a la fidelidad a Dios es la Vida eterna, la inmortalidad y el castigo al pecado y el desprecio del sacrificio de Cristo en la Cruz es la muerte eterna, este premio y/o castigo se dará en ocasión de la segunda venida de Cristo y no antes.

Todo el pensamiento de la gran mayoría del cristianismo actual relacionado con el estado de los muertos es sólo folklore.



¿Quiere saber que es la muerte ?

“Dicho esto, diceles después: Lázaro nuestro amigo duerme; mas voy a despertarle del sueño.”

Juan 11:11

¿ Que reveló el gran milagro de Jesús al resucitar a Lázaro respecto del estado de los muertos ?

¿ A qué comparó Jesús la muerte ?


“Dicho esto, diceles después: Lázaro nuestro amigo duerme; mas voy a despertarle del sueño.

Dijeron entonces sus discipulos: Señor si duerme , salvo estará.

Mas esto decía Jesús de la muerte de él: y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.

Enmtonces, pues, Jesús les dijo claramente: Lázaro está muerto.”

Juan 11:11-14

En toda la Escritura la muerte es presentada como un estado inconsciente. Consecuentemente, la muerte es comparada con el sueño.

“Y dijo Jehová a Moises: He aquí tú vas a dormir con tus padres, y este..........

Deuteronomio 31:16

“Más el hombre morirá, y será cortado; Y perecerá el hombre, ¿ y dónde estará él ?

Las aguas de la mar se fueron, Y agotóse el río, secóse.

Así el hombre yase , y no despertarán,

Ni se levantarán de su sueño.

Job 14:10-12

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”

Daniel 12:2

“ Y abriéndose los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron;”

S. Mateo 27:52

“Y entrando, les dice: ¿ Por qué alborotáis y lloráis ? La muchacha no es muerta, mas duerme.”

S. Marcos 5:39


“ Y puesto de rodillas clamó a gran voz: Señor no les imputes este pecado. Y habiendo dicho esto durmió”

Los Hechos 7:60

En toda la Escritura ( Antiguo y Nuevo Testamento ) no existe una indicación de que una parte de la persona duerme en la muerte mientras que la otra permanece viva y consciente.


Veamos otros pasajes que nos enseñan respecto al grado de conocimiento que poseen los muertos.

“Porque los que viven saben que han de morir: mas los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

También su amor, y su odio y su envidia, feneció ya: ni tiene ya más parte en el siglo, en todo lo que se hace debajo del sol."

Todo lo que te viniere a la mano para hacer, haslo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia , ni sabiduría.”

Ecclesiastes 9:5,6 y 10

“Sus hijos serán honrados , y el no lo sabrá, O serán humillados, y no entenderá de ellos.”

Job 14:21

“Porque en la muerte no hay memoria de ti: ¿ Quién te loará en el sepulcro ?

Salmo 6:5

“No alabarán los muertos a Jehová, Ni cuantos descienden al silencio;”

Salmo 115:17

Como Contesta la Biblia la pregunta acerca de donde están los muertos ?


“Tus muertos vivirán; junto con mi cuerpo muerto resucitarán. ¡ Despertad y cantad, moradores del polvo ! porque tu rocio, cual rocío de hortalizas; y la tierra echará los muertos.”

Isaías 26:19

“Si el hombre muriere, ¿ volverá a vivir ?
Todos los días de mi edad esperaré ,
Hasta que venga mi mutación”

Job 14:14

“Si yo espero, el sepulcro es mi casa: Haré mi cama en las tinieblas.
A la huesa tengo dicho: Mi padre eres tú; A los gusanos: Mi madre y mi hermana.
¿ Dónde estará ahora mi esperanza? Y mi esperanza ¿ quién la verá ?
A los rincones de la huesa descenderan, Y juntamente descansarán en el polvo.”


Job 17:13-16

Ningún pasaje de las Escrituras enseña que los muertos están en el cielo o en el infierno en forma de espíritus. Los muertos están en el polvo de la muerte, descansando en su tumba, esperando el gran cambio que ocurrirá en el día de la resurrección.


Quiera el Señor Bendecirles.

Domingo Antonio Montecinos Inzunza (DAMI)



.........................


http://familiacristiana.ning.com

Que es la Muerte ?


¿Que es la muerte para usted?

“Dicho esto, diceles después: Lázaro nuestro amigo duerme; mas voy a despertarle del sueño.”

Juan 11:11

¿ Que reveló el gran milagro de Jesús al resucitar a Lázaro respecto del estado de los muertos ?

¿ A qué comparó Jesús la muerte ?

“Dicho esto, diceles después: Lázaro nuestro amigo duerme; mas voy a despertarle del sueño.

Dijeron entonces sus discipulos: Señor si duerme , salvo estará.

Mas esto decía Jesús de la muerte de él: y ellos pensaron que hablaba del reposar del sueño.

Enmtonces, pues, Jesús les dijo claramente: Lázaro está muerto.”

Juan 11:11-14

En toda la Escritura la muerte es presentada como un estado inconsciente. Consecuentemente, la muerte es comparada con el sueño.

“Y dijo Jehová a Moises: He aquí tú vas a dormir con tus padres, y este..........

Deuteronomio 31:16

Más el hombre morirá, y será cortado; Y perecerá el hombre, ¿ y dónde estará él ?

Las aguas de la mar se fueron, Y agotóse el río, secóse.

Así el hombre yase , y no despertarán,

Ni se levantarán de su sueño.

Job 14:10-12

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”

Daniel 12:2

“ Y abriéndose los sepulcros, y muchos cuerpos de santos que habían dormido, se levantaron;”

S. Mateo 27:52

“Y entrando, les dice: ¿ Por qué alborotáis y lloráis ? La muchacha no es muerta, mas duerme.”

S. Marcos 5:39


“ Y puesto de rodillas clamó a gran voz: Señor no les imputes este pecado. Y habiendo dicho esto durmió”

Los Hechos 7:60

En toda la Escritura ( Antiguo y Nuevo Testamento ) no existe una indicación de que una parte de la persona duerme en la muerte mientras que la otra permanece viva y consciente.


Veamos otros pasajes que nos enseñan respecto al grado de conocimiento que poseen los muertos.

“Porque los que viven saben que han de morir: mas los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

También su amor, y su odio y su envidia, feneció ya: ni tiene ya más parte en el siglo, en todo lo que se hace debajo del sol."

Todo lo que te viniere a la mano para hacer, haslo según tus fuerzas; porque en el sepulcro, adonde tú vas, no hay obra, ni industria, ni ciencia , ni sabiduría.”


Ecclesiastes 9:5,6 y 10

“Sus hijos serán honrados , y el no lo sabrá, O serán humillados, y no entenderá de ellos.”

Job 14:21

“Porque en la muerte no hay memoria de ti: ¿ Quién te loará en el sepulcro ?

Salmo 6:5

“No alabarán los muertos a Jehová, Ni cuantos descienden al silencio;”

Salmo 115:17

Como Contesta la Biblia la pregunta acerca de donde están los muertos ?


“Tus muertos vivirán; junto con mi cuerpo muerto resucitarán. ¡ Despertad y cantad, moradores del polvo ! porque tu rocio, cual rocío de hortalizas; y la tierra echará los muertos.”

Isaías 26:19

“Si el hombre muriere, ¿ volverá a vivir ?
Todos los días de mi edad esperaré ,
Hasta que venga mi mutación”

Job 14:14

“Si yo espero, el sepulcro es mi casa: Haré mi cama en las tinieblas.
A la huesa tengo dicho: Mi padre eres tú; A los gusanos: Mi madre y mi hermana.
¿ Dónde estará ahora mi esperanza? Y mi esperanza ¿ quién la verá ?
A los rincones de la huesa descenderan, Y juntamente descansarán en el polvo.”


Job 17:13-16

Ningún pasaje de las Escrituras enseña que los muertos están en el cielo o en el infierno en forma de espíritus. Los muertos están en el polvo de la muerte, descansando en su tumba, esperando el gran cambio que ocurrirá en el día de la resurrección.


Si María Murió, resucitará en la segunda venida de Cristo.

Quiera el Señor Bendecirles..

Domingo Antonio Montecinos Inzunza (DAMI)


http://familiacristiana.ning.com